GE Imprime en 3D

La compañía utiliza lo último en impresoras en 3D de piezas de metal y de plástico, para la fabricación de repuestos que son utilizados en maquinarias que se utilizan en los sectores de Oil & Gas, Minería, Healthcare, Energía y Aviación.

La utilización de impresiones de metal en 3D ofrece múltiples beneficios. Uno de ellos es que ahora es posible fabricar partes de válvulas de control para formas más complejas, como estructuras huecas, formas curvas y engranajes, que son más complicados de crear con métodos de fabricación convencionales, lo que ha supuesto un avance sustancial en la libertad del diseño.

Así lo ha comprobado la empresa GE (General Electric), la que desde hace un tiempo está imprimiendo en 3D algunas de las piezas que utiliza en sus maquinarias en su planta de Kariwa, ubicada en Japón.GE Imprime en 3D

La ventaja de este tipo de impresiones es que hace posible el moldeado integrado, que reduce los pasos requeridos para el proceso de los moldes, permitiendo tiempos de manufacturación más rápidos y menores costos respecto de los métodos tradicionales. Un ejemplo de la contribución sustancial que la impresora de metal en 3D puede hacer para reducir los tiempos de entrega, es que una pieza con un diseño o forma especial que normalmente tardaría en ser elaborada tres meses, puede ser hecha en sólo dos semanas.

Alvin Jeffers, ejecutivo senior de la cadena global de suministro para GE Oil & Gas, dijo que “una forma completamente nueva de fabricar productos se ha realizado a través de la avanzada tecnología de la impresora de metal en 3D, y la total utilización de esta tecnología a través de la excepcional creatividad de los diseñadores japoneses. Estos avances han cambiado las definiciones y los mecanismos convencionales de fabricación, llámese diseño y producción, al mismo tiempo que ofrecen muchos méritos para los clientes, como tiempos de fabricación más rápidos y una considerable reducción de los costos. Tengo confianza en que esto se transformará en el nuevo estándar en la industria manufacturera en un futuro cercano”.

Mitsuaki Sakonju, director de la planta Kariwa, afirmó que “nosotros consideramos que esta impresora de metal en 3D va a ser un logro para la distribución de productos de alta calidad que reúnan las necesidades individuales del consumidor, en un corto período de tiempo y con un alto nivel competitivo. La planta de GE en Kariwa continuará trabajando para proveer a sus clientes en Japón, los productos y soluciones de válvulas de control más adecuados en la menor cantidad de tiempo posible, haciendo uso completo del conocimiento acumulado y de las últimas tecnologías”.

Hasta ahora, GE ha utilizado impresoras de metal en 3D en sus oficinas centrales de Estados Unidos para fabricar piezas para sus motores de aviones. GE Healthcare, en Japón, ha estado implementando y promocionando activamente la más ‘avanzada tecnología de fabricación’ que representa una nueva forma de producción, a través de la inserción de una impresora 3D de plástico en su fábrica de Hino. No obstante, ésta es la primera vez que GE ha introducido una impresora 3D de metal en sus locaciones en Japón.

La planta de Kariwa utiliza la impresora 3D de metal LUMEX Avance-25, creada por Matsuura Machinery Corporation, y es la primera en el mundo en combinar ambos procesos de fabricación de aditivos, utilizando un láser de fibra óptica y los procesos de molienda, a través de un centro de mecanizado en una sola unidad.