Las profundas transformaciones que experimentó el ecosistema de canales en 2020 continuarán revolucionando el 2021. La actividad comercial digital en Latinoamérica dio un importante salto en 2020; un progreso que tardaría años ocurrió en un par de meses.

Por ejemplo, Mercado Libre, una compañía de comercio electrónico, agregó un 45% de nuevos clientes en marzo de 2020 en comparación con el mismo mes de 2019.

Un estudio realizado por VISA en mayo de 2020, con clientes de Argentina, Brasil, Chile, México y República Dominicana, mostró que durante la pandemia, los pagos en efectivo se limitaron a un 44% del grupo encuestado. El 72% de la población en estos países ha utilizado tarjetas de débito y el 63% ha utilizado tarjetas de crédito.

Estos datos demuestran los grandes cambios en el comportamiento de los mercados latinoamericanos. Es fundamental que los altos directivos en las compañías de los canales comprendan este escenario y reinventen sus negocios en 2021.

A continuación, se encuentran las principales tendencias para los canales en 2021.

1. Fusiones y adquisiciones: La ola de fusiones y adquisiciones ha llegado a Latinoamérica y está impulsando una consolidación de los canales. En este momento, las compañías y negocios más grandes y con mayor liquidez están buscando socios con experiencia en servicios. En algunos casos, en lugar de una adquisición, se ha forjado una alianza entre los socios de los canales que cuentan con una oferta complementaria y cobertura geográfica.

2. Computación en nube: El interés de los socios de los canales por adquirir conocimientos en computación en la nube —y tener acceso a nuevas oportunidades— está creciendo rápidamente. El crecimiento en el uso de la nube en toda Latinoamérica forma parte del cuadro. De acuerdo con el instituto de investigación MarketWatch, para 2024 el uso de soluciones y servicios en la nube en nuestra región representará un mercado de $51.500 millones. Dicha cantidad representa una oportunidad para que los socios vayan más allá del modelo tradicional de venta de soluciones en las instalaciones e inviertan en ventas recurrentes para sus clientes. En 2020, muchas de estas ventas recurrentes se lograron mediante nubes híbridas públicas o privadas. Específicamente en el espacio de infraestructura digital, visualizo a los socios desarrollando una oferta mixta, vendiendo soluciones críticas, como sistemas de potencia y enfriamiento, en el formato de “en las instalaciones”, junto con monitoreo ambiental remoto, servicios, etc. Esta es una oferta personalizada que garantiza la continuidad de las aplicaciones críticas procesadas en la nube para las compañías usuarias.

3. Computación en el borde de la red: En 2021, las nuevas aplicaciones seguirán llevando a las compañías usuarias latinoamericanas a buscar soluciones de computación en el borde basadas en centros de datos modulares, que incluyan desde un solo rack hasta una fila de racks, un pasillo, una sala, etc., con el fin de acelerar el procesamiento de datos y ofrecerles una mejor Experiencia de Usuario (UX) a los clientes internos y externos. Esto ya es una realidad en nuestra región. Brasil es el líder en soluciones de computación en el borde de la red. Cabe destacar que existen miles de Proveedores de Servicios de Internet (ISP) distribuidos en todo el país que buscan este tipo de solución. Brasil es seguido de cerca por México, Chile y Uruguay. En todas las geografías, las soluciones de computación en el borde de la red se encuentran presentes en muchas industrias, como la atención médica, la educación, la fabricación y el gobierno.

4. Transmisión de video en directo y 5G: La computación en el borde de la red también es vital para garantizar la calidad de los servicios digitales para los proveedores de transmisión de video en directo (streaming) como Netflix y Amazon Prime. La industria del entretenimiento está experimentando cambios, los cuales están haciendo que los consumidores latinoamericanos busquen acceso a Internet por parte de proveedores de telecomunicaciones que cuenten con una ubicación cercana a donde se consumen los datos. Esto hace que la industria de telecomunicaciones sea una de las que más necesite soluciones avanzadas de infraestructura crítica en 2021. A medida que inicien los lanzamientos de la red 5G, habrá una mayor demanda de centros de datos modulares. Uno de los elementos más característicos de la red 5G es su baja latencia, lo cual exige la distribución de los centros de datos en toda Latinoamérica, más allá de los grandes centros urbanos. Las redes 5G solo entrarán en funcionamiento en la región hasta 2027.

5. Servidores y UPS: Otra área con grandes oportunidades para los socios especializados en infraestructura crítica es la venta de sistemas UPS y servidores. Han quedado atrás los tiempos en que estos dispositivos podían comprarse para implementaciones independientes. La creciente criticidad de los negocios digitales requiere que los servidores y UPS deban integrarse en una infraestructura única, segura, manejable y de alto rendimiento. En 2021, la mayor complejidad del mundo digital requerirá que los servidores y UPS se incluyan en un proyecto que pueda utilizar centros de datos modulares, por parte de un socio capacitado y cualificado según las buenas prácticas de infraestructura crítica. Además, esta es una oportunidad para ofrecer plataformas de administración de la infraestructura del centro de datos (DCIM), las cuales se encuentran disponibles en versiones más optimizadas: una opción más rentable para las compañías usuarias más pequeñas. Para acelerar aún más las oportunidades relacionadas con estas soluciones, Vertiv, junto con Dell, Lenovo y HPE, ofrece paquetes completos de infraestructura crítica.

6. Integración de TI y OT: Finalmente, un área estratégica para la generación comercial de socios en 2021 son las crecientes integraciones entre TO (Tecnología Operativa) y TI. Esta oportunidad también incluye todos los requisitos para el procesamiento crítico de los entornos del IIoT e IoT en general. La reciente asociación entre Vertiv y Honeywell presenta nuevas oportunidades en los proyectos de automatización para el canal de LATAM. Entre más conocimiento tenga un socio sobre industrias específicas (metales, mecánica, plásticos, procesos, etc.), mejor posicionado estará para proponer soluciones de infraestructura crítica compatibles con la continuidad de los procesos industriales y que garanticen su integración con el área de TI.

En 2021, la infraestructura crítica de Latinoamérica continuará expandiéndose para dar soporte a las aplicaciones como los edificios inteligentes y las ciudades inteligentes, la telesalud, la automatización de las plantas industriales, el aprendizaje electrónico y el trabajo remoto. Cada una de estas aplicaciones es una oportunidad empresarial para los socios. En una economía competitiva, los mejores socios serán aquellos que confían en la tecnología y el conocimiento para desarrollar soluciones que garanticen de forma efectiva la continuidad empresarial para sus clientes.