torpederas

Level 3 conmemora los 15 años de la llegada de la fibra óptica submarina a Chile. Desde el año 2000 que Chile se conecta a la red global de Level 3, que posee más de 320 mil kilómetros de rutas de fibra óptica.

Con una visita a las instalaciones de la Landing Station (Punto de aterraje) de Level 3 en Valparaíso, y la presencia del Subsecretario de Telecomunicaciones, Pedro Huichalaf, se conmemoraron los 15 años de la llegada de la fibra óptica submarina al país, permitiendo la interconexión a la carretera digital de alta velocidad que ha sido un motor del desarrollo nacional.

En el año 2000 la multinacional emprendió el desafío de recepcionar el cable submarino de fibra óptica que conectaría a Chile con su red global, a través del Océano Pacífico. Un hito no exento de complejidades técnicas y logísticas, producto de las condiciones geográficas y climáticas del momento; así lo comentó Ítalo Godoy, Gerente de la Estación Valparaíso de Level 3, quien estuvo a cargo de todo el proceso, desde la llegada del cable por vía marítima, hasta la implementación de los servicios de conectividad desde la estación terminal.

Para el gerente de ventas de Level 3 en Chile, David Iacobucci, se trató del punto de partida para una verdadera revolución que ha cambiado la forma de comunicarse, vivir y trabajar, lo que se refleja en el sostenido desarrollo no tan sólo de las actividades productivas, sino que también en la calidad de vida. Este crecimiento se aprecia en el liderazgo de Chile en cuanto al acceso a Internet a nivel regional; donde según la consultora eMarketer se proyecta que un 70,5% de la población estará conectada este 2015.  Mientras que el internet móvil  ya representa un 77% de las conexiones, según cifras de la Subsecretaría de Telecomunicaciones.

Sin embargo, para el ejecutivo aún existen desigualdades y brechas que impiden el acceso de todos los habitantes del país a los beneficios y potencialidades que aporta esta infraestructura del Cable submarinoconocimiento.

“Estamos viviendo un cambio de paradigma, ya que la información se está transformando en un elemento central para la toma de decisiones en cualquier ámbito de la sociedad, pero vemos que el flujo de datos está creciendo exponencialmente y cada vez proviene de diversas fuentes no estructuradas como los medios de comunicación, las redes sociales o los dispositivos móviles, entre otros. Por lo tanto, en un entorno global dominado por tendencias como el Big Data, la Internet de las Cosas y la movilidad, las empresas y organizaciones deberán implementar sistemas y aplicaciones de capa superior parar integrar toda la información dispersa que viaja por estas redes y transformarla en un elemento estratégico que agregue valor”, comentó Iacobucci.

Para el gerente de ventas de Level 3 en Chile, el gran desafío de hoy pasa por mantener y consolidar la infraestructura digital, potenciando su capacidad para soportar el crecimiento de la demanda con los mayores estándares de velocidad, confiabilidad y seguridad; junto con la posibilidad de acelerar los procesos de innovación para desarrollar nuevos emprendimientos en todos los ámbitos de la sociedad, que permitan mejorar no sólo la productividad y la generación de nuevas oportunidades de negocio para las empresas, sino que también la calidad de vida de los usuarios.

Presentación Level 3

Una extensa red global

El cable submarino que llega Valparaíso forma parte de la extensa red global de Level 3 que posee más de 320 mil kilómetros de rutas de fibra óptica y transporta más de 6,5 TeraBytes de tráfico a través de una red troncal IP. La conexión a Chile proviene desde Lurín, en Perú, representando casi 3 mil kilómetros de distancia, donde el cable presenta 45 repetidores sumergidos.

Cabe destacar que este cable, dependiendo de la zona y profundidad, está especialmente protegido con una “armadura o coraza” que lo resguarda de las condiciones inhóspitas del suelo oceánico, incluidas las superficies rugosas, las fuertes corrientes, el frío extremo o la pesca de arrastre.

 

Desde la zona de llegada  en una de las playas de Valparaíso, este cable es recepcionado por la estación de Level 3, desde donde se provee el servicio a los carriers para que puedan desplegar sus redes hacia los usuarios finales y también brinda conectividad y servicios de valor agregado a las empresas. Posteriormente, el cable continúa su tránsito hacia Argentina por la cordillera de los Andes.