La analítica avanzada y el Big Data: Las promotoras pueden mejorar la eficiencia y la previsión de demanda en el sector gracias a estas tecnologías.

Una vez superada la crisis más profunda de su historia, el sector de la construcción está viviendo una reactivación que le permite afrontar con optimismo los próximos años y recuperar su peso en la economía.

La aplicación de tecnologías, como la analítica avanzada y el Big Data, están ayudando a la recuperación del sector permitiendo a las grandes inmobiliarias optimizar la construcción y venta de viviendas. Así, gracias a estas técnicas,  puede llegar a acelerar y reducir a casi la mitad el ciclo del negocio de promotoras e inmobiliarias desde que se lanza la promoción hasta la entrega la vivienda al pasar de 24 meses a 16 meses, lo que supone una mejora del 41,6%.

[También te puede interesar: Las Claves de un Proyecto Big Data Exitoso]

Los principales beneficios que las empresas del sector de la construcción están obteniendo de la utilización de estas tecnologías son las mejoras en la detección del grado de demanda de cada zona, así como el acierto en la configuración de las viviendas en función de la demanda y de la segmentación de públicos por diferentes variables, como poder adquisitivo, edad, estado civil, cercanía, etc. Así, los constructores pueden vender sobre plano de manera mucho más eficiente conjuntando oferta y demanda.

Además, la construcción ha encontrado en el Big Data un gran aliado, ya que le permite mejorar sus procesos y diseñar sistemas que desarrollan un modelado predictivo en tiempo real, lo que supone una destacada mejora en ingresos y márgenes.

 “Las compañías del sector tienen una oportunidad de mejorar su rentabilidad aplicando Big Data y analítica avanzada. Estas tecnologías pueden suponer un gran impulso para este sector en el que la previsión de demanda y la eficiencia resultan clave para la buena marcha del negocio”, ha dicho Enrique Serrano, CEO de Tinámica.