Este lunes 29 de mayo se dio inicio a una nueva versión del Cyberday Chile, evento que permite acceder de forma on line a diversas ofertas entregadas por más de 160 empresas, La iniciativa es organizada por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) y tendrá una duración de 72 horas.

Durante la primera jornada se realizaron más de 100 mil transacciones por compras superiores a 20 millones de dólares, 20% más de lo recaudado durante el mismo período en la versión de 2016. Sin embargo, dicha jornada no ha estado exenta de problemas. Sitios web inestables o caídos; demoras o imposibilidad para concretar la compra son algunos de los problemas informáticos denunciados por los usuarios. Asimismo, hasta ahora se han registrado más de 6 millones de intentos de hackers nacionales y extranjeros por bajar el sitio web oficial del evento.

[También te puede interesar: Cyberday Chile: consejos para usuarios y empresas]

Desde NovaRed explican que un ataque de Denegación de Servicio Distribuido (DDoS) se produce cuando un hacker logra ampliar la cantidad de tráfico de una infraestructura tecnológica, saturando sus enlaces o los recursos de su servidor, con la finalidad de comprometer la disponibilidad del sitio web para que éste no responda normalmente.  Los propósitos para llevar a cabo este tipo de ataques pueden ser variados, siendo los más comunes como forma de protesta, donde el atacante busca demostrar su molestia frente a algún tema, generalmente por disputas políticas o ideológicas. Sin embargo, también pueden realizarse para ocultar un incidente mayor, como por ejemplo, ocultar un ataque dirigido que pretende robar información interna y privada. Es allí donde se deben encender las alarmas.

“El Cyber Day Chile se ha convertido en el evento de comercio electrónico más importante del país y en esta versión se esperan ventas de más de120 millones de dólares, por lo que lo que está en juego es muy importante. Las empresas participantes deben estar preparadas y asegurar que los usuarios accederán a las ofertas de forma cien por ciento segura”, señala Miguel Pérez, gerente general de NovaRed.

Para resguardar a los usuarios es importante que las empresas participantes hayan invertido en plataformas flexibles y escalables que sean capaces de adaptarse dinámicamente a cargas transaccionales concentradas y temporales y así estar preparadas para soportar cargas ‘peak’ y a su vez mantener la seguridad de los datos de los clientes. Asimismo, se espera que hayan establecido mecanismos de control que registren las transacciones realizadas y que protejan al sitio web de actividades maliciosas que podrían desarrollarse desde Internet; realizado análisis de vulnerabilidades y test de penetración que ayuden a detectar potenciales vulnerabilidades que tenga el sitio web; y establecido controles que detecten potenciales riesgos sobre la información de los clientes y usuarios del sitio web, ya que una filtración de esta información podría resultar en una pérdida de confianza de los consumidores y en daños a la reputación de la empresa.

Publicidad