Este reconocimiento es entregado a las compañías por los propios clientes de la industria en el ranking que analiza más de 25 sectores y más de 30 mil encuestas a nivel nacional.

Según datos de la Subtel, la compañía tiene la menor tasa de reclamos de la industria por suscriptor y el mayor índice de satisfacción.

Por sexto año consecutivo, DIRECTV Chile, operadora de TV satelital y líder en entretención, fue destacada con el premio Nacional de Satisfacción de Clientes ProCalidad en la categoría de Televisión Paga.

“Nos llena de orgullo este nuevo reconocimiento, porque son nuestros clientes quienes hablan a través de este premio. Nosotros competimos desde  nuestra experiencia de servicio.  Nos diferenciamos desde la experiencia DIRECTV y esa experiencia no la tiene ningún otro operador de TV Paga”, dijo Silvana Lettieri, Director Customer Experience.

DIRECTV cuenta con el 18.1% de participación y en los últimos dos años se ha convertido en la empresa de televisión paga que más clientes nuevos ha aportado al mercado (según un reporte de la Subtel de marzo de 2016).

“La confianza es parte fundamental de la ecuación de éxito en DIRECTV. Confiamos en nuestros colaboradores, tenemos vocación de servicio, somos personas al servicio de otras personas y confiamos en nuestros clientes y ellos confían en DIRECTV, porque hay una experiencia y una expectativa de cumplimiento de nuestras promesas”, agregó Lettieri.

El Premio ProCalidad es entregado a las compañías por los propios clientes de la industria mediante un ranking que analiza más de 25 sectores, con más de 30 mil encuestas a nivel nacional y un análisis continuo a las 100 marcas de servicio más importantes del país.

Una de las características principales de este indicador, es que se construye a partir de la opinión directa de los clientes, estableciendo una cuota diaria de encuestas sobre las distintas empresas con las cuales mantienen contratos de servicios, permitiendo así que los resultados finales estén basados en la experiencia objetiva de cada consumidor.