Por Lisandro Sciutto, director senior de Productos Infor.

El buen mantenimiento de infraestructuras que día a día se enfrentan a un gran flujo de personas, como hoteles, estadios y aeropuertos,  se convierten en un tema sumamente importante en épocas como ésta, en donde Chile convoca a miles de personas en torno a la Copa América.

Sin saberlo, la informática está presente en nuestras actividades cotidianas. Basta con mirar la manera en cómo nos comunicamos, utilizando las redes sociales, los correos electrónicos, las aplicaciones de mensajería.

Sin embargo, solo hace unos pocos años se incorporó el uso del computador en el proceso de mantención de un edificio. Por un lado, la administración no tenía este tipo de equipamiento, y LisandroBestInfor2además, el área de mantenimiento tenía muy poca incidencia en las decisiones finales de la estrategia global.

Hoy es muy común disponer de  PC´s y sistemas relativamente sofisticados para administrar el mantenimiento de un edificio. Se pueden detectar posibles anomalías e interactuar con proveedores. Esto aplica para todo tipo de edificio que necesite entregar un servicio de alto nivel y excelente calidad a sus usuarios, como estadios, hospitales, parques de diversiones, shoppings, supermercados, hoteles, teatros, clubes etc,

Los estadios, canchas de golf o estacionamientos, requieren una atención continua, y para esto, se necesita un sistema informático apropiado. El mantenimiento del césped es una de las prioridades en este tipo de estructuras, requiriendo control y precisión total.

¿Cómo aporta un software en este contexto?  Un software permite tener todos los datos de los elementos que constituyen estos edificios, desde los comunes y centrales (puertas de acceso, elevadores, calefacción, circuitos eléctricos, iluminación, seguridad, etc.), hasta los específicos (como tipo y color de pintura de las gradas o datos de los proveedores de los pisos).

Además de contar con este tipo de información, se dispone del control de las garantías entregadas por los proveedores a los equipos, de manera que si se produce un desperfecto, se pueda identificar rápidamente y así  avisar al servicio autorizado, evitando costos innecesarios de reparación.

Todos los estadios, sin importar el tamaño, tienen una serie de rutinas que permiten el buen funcionamiento del lugar. Estas revisiones o tareas frecuentes pueden estar programadas en el sistema y así poder hacer un seguimiento que permita identificar anomalías en los dispositivos. De esta manera, no solo se aseguraría que las acciones se lleven a cabo en el tiempo correcto, sino que servirían para detectar posibles problemas.

En el proceso de reparar y corregir, un sistema permite hacer un control de precios, un seguimiento de la tarea a realizar y un análisis de los costos, permitiendo así que al finalizar, se pueda hacer un análisis estadístico que ayude a tomar decisiones en un futuro.

En el caso de los edificios complejos, el sistema podrá estar interconectado con el control automático de funcionamiento de ascensores, aire acondicionado, escaleras eléctricas, o dispositivos de seguridad de acceso, de manera que todo esto opere en línea, y que se pueda prevenir, minimizar o reducir el costo de reparación de cualquier inconveniente.

Merece un capítulo aparte el uso que se le puede dar a los sistemas en empresas proveedoras de servicios de mantenimiento y limpieza, o de mantenimiento de césped, permitiendo que se pueda controlar  el proceso y además, entregar un servicio de mejor nivel.

Ahora bien, la tecnología nos permite disponer de nuevas herramientas que facilitan el uso de estos sistemas. Una de ellas es sin dudas Internet. Tener un sistema que opere a través de la red permite tener una única base de datos centralizada para administrar varios estadios al mismo tiempo y de manera remota. A esto se suma el uso que podría darle cualquier persona que tenga acceso a un terminal conectado a Internet, pudiendo hacer un pedido para una reparación o introducir cambios en sus instalaciones, y desde ahí, hacerles seguimiento.

Para terminar, si algún asistente al estadio ve un desperfecto en la iluminación o en el acceso, podría avisar por medio de un sitio online, y el reclamo o solicitud queda registrado y documentado para su reparación.