Singapur de Latinoamérica

Entre los expositores de la última jornada en MeetLatam, estuvo también Chris Barton, fundador de Shazam, compañía líder de reconocimiento de canciones a través de dispositivos móviles, llevándola a más de 450 millones de usuarios que generan sobre 300 millones de descargas digitales. En Chile, la aplicación está entre las 30 más descargadas.

Actualmente trabaja en Dropbox, donde es responsable del desarrollo de negocios con operadores móviles y carriers.

Burton, compartió con los asistentes, algunas de las lecciones que le dejó la experiencia con Shazam. Entre estas destacó  lo valioso que es contar con las personas correctas que aportaban talento, pasión e integridad.

También, resaltó la importancia de la simpleza: “Para apretar ese botón y tener respuesta tuvimos que construir realmente un algoritmo muy potente y muy difícil pero valió la pena porque la simpleza es lo que, al fin y al cabo, nos ha dado la posibilidad  de ofrecer esta experiencia al usuario. Llegar al corazón de ellos”.

Consultado por la forma en que los artistas independientes pueden ir adjuntando sus canciones al mundo de Shazam para ser detectadas, dijo que “siempre quise que Shazam tuviese un lugar para enviar canciones pero hay un problema: trabaja con muchas empresas para identificar y registrar canciones,  muchas de ellas son de artistas independientes (…) Si uno es artista manda sus canciones a esas empresas, toman las canciones y las suben a Shazam”.

Respecto de Chile, dijo que de todos los países de América Latina “es el más innovador. Tiene una economía fuerte. Siempre predije que sería el Singapur de la Región, puedes verlo, está en las raíces (…) en muchas conversaciones puedes ver que los chilenos  tienen un deseo real”.

Barton agregó “es como lo que hizo Corea hace muchos años. Tienen el deseo de resolver los problemas, mejorar las cosas y hacer un buen país, una gran economía. Se me ocurren muchos países latinoamericanos, en los que hay mucha frustración, hay problemas, hay corrupción y se sienten mal, no pueden hacer nada y se desmotivan. Eso no pasa en Chile: acá dicen ´tenemos problemas, los vamos a arreglar’ ”.