AVATARES COMPUTARIZADOS

  • Brad Pitt  tuvo su avatar en “El Caso de Benjamin Button”
  •  En la jornada de cierre MeetLAtam 2015, Alvy Ray Smith, el co fundador de Pixar compartió con los asistentes la historia de sus startup y su visión de futuro de la industria.
  • Entre los expositores del cierre estuvo también Chris Barton fundador de Shazam, que compartió algunas de las lecciones que le dejó la experiencia en la compañía.

“Nunca vamos a reemplazar a los actores, porque no sabemos cómo hacerlo (…) pero podemos reemplazar la apariencia del actor en la pantalla de forma tan convincente que no nos daremoscuenta si estamos mirando a un ser humano o no”. Así lo señaló Alvy Ray Smith, co fundador de Pixar en el cierre del MeetLataAm Santiago 2015, el evento más importante de América Latina en temas de emprendimiento e innovación global, realizado este fin de semana en Casa Piedra.

Alvy, co-fundador de Pixar -que vendió a Disney- repaso  la historia de la célebre empresa de animación por computadora 3D, llena de anécdotas recordando también algunas de sus memorables películas como Toy Story y Ratatouille, entre otras.

En una mirada de lo que será la industria de la animación computarizada, Alvy contó que en el 2000 se le planteó escribir un artículo sobre “si los actores humanos serán reemplazados por computadores, por versiones computarizadas. Pensé sobre este problema y llegué a la conclusión que en un sentido sí y en otro no. Nosotros, por lo que entiendo, nunca vamos a reemplazar a los actores, porque no sabemos cómo hacerlo (…) pero, podemos reemplazar la apariencia del actor en la pantalla de forma tan convincente de que uno no se va a dar cuenta que está mirando a un ser humano o no”.

En esa perspectiva, relató que en la película ‘El caso de Benjamin Button’, protagonizada por  Brad Pitt,   “hay muchas escenas en que es Brad Pitt. Es un avatar de computador que se parece a él. O sea hay un punto importante: lo controla Brad Pitt, maneja Brad Pitt su imagen; pero no es él (…). Creí que podía identificarlo, vi cuadro por cuadro y no pude saber realmente cuál era el actor verdadero y cuál era la imagen”.

Su conclusión entonces es que “nosotros sí tendremos películas que tarde o temprano serán avatares pero serán comandados por actores de alguna forma”.

Sin embargo, ahondando en este tema, contó que está siguiendo de cerca el proyecto Baby X de un experto creador de avatares humanos  que vive en Nueva Zelanda, quien ha hecho un avatar de su propia hija.

Ray Smith precisó: “Él está haciendo lo que nosotros dijimos que no podíamos hacer. Tiene  una inteligencia artificial muy simple detrás del avatar de su propia hija. Y su esperanza es, si logra hacer un modelo del sistema cerebral de un niño,  hacer que ese modelo responda de forma independiente”.

“Realmente eso es muy difícil (…). No sé si va a tener éxito pero lo que ha hecho hasta ahora, es bastante notable. Cuando uno entra en una sala con Baby X, ella responde a la presencia. Su mirada no nos sigue como un niño verdadero de dos años de edad pero uno puede ver que el avatar responde y que esa inteligencia artificial está respondiendo a la gente que entra a la sala. Es interesante. Estoy mirando desde muy cerca a esta persona porque puede ser  que muy pronto él llegue a una solución para este asunto de reemplazos de los actores”.